Reservar

CA-ES-EN-FR-IT-DE

+34 933 188 201

info@operaramblas.com

Las 7 ventajas de alojarte en un hostal y no en un hotel

Uno de los aspectos que más tiempo lleva a la hora de planificar un viaje es la elección del alojamiento. A veces tienes la suerte de conocer a alguien que ya ha visitado tu próximo destino y te recomienda un sitio de lo más acogedor que descubrió de casualidad.

Pero esto no siempre es así y entonces toca investigar a conciencia qué alojamientos se adaptan mejor a tus expectativas… y a tu presupuesto, claro.

Lo primero a tener en cuenta es el tipo de viaje que vas a realizar: turismo rural, una escapada a la playa, un fin de semana de esquí o unos días de turismo urbano. Parece que cada destino tiene una tipología natural de alojamiento: casa rural para el campo, apartamento en la playa y resort en una estación de esquí.

¿Pero qué pasa cuándo te diriges a una gran ciudad? Las opciones se expanden con hoteles, hostales, apartamentos y hasta el sofá de algún desconocido.

Pues bien, hoy vamos a hablarte precisamente de las ventajas de alojarte en un hostal en estos casos, sobre todo si lo comparamos con sus alternativas más evidentes; los hoteles.

Comenzamos.

Las 7 ventajas de alojarte en un hostal

Vamos con los 7 motivos por los que, a nuestro modo de ver, alojarse en un hostal es la mejor opción cuando se visitan grandes ciudades como Berlín, París o Barcelona.

 

  1. Precios más económicos que en un hotel

Cuando se viaja a una gran ciudad la oferta es muy variada, pero algo que suele ser común —al menos en los países de mayor renta— es que los precios son elevados. Pues bien, alojarse en un hostal sale, de media, un 50% más barato que hacerlo en un hotel.

Y ojo, que esto no significa que tengas que alojarte en un cuchitril en el que temas por la desaparición de tus pertenencias o por coger alguna enfermedad en los baños. Hoy en día la mayoría de hostales están más que preparados para acoger al turista 3.0. y ofrecen un mínimo de servicios más que satisfactorio para cualquier huésped.

Por otro lado, es evidente que a mayor precio mejores servicios. Si te mueves en tarifas peligrosamente bajas puede que tu descanso no sea el más reconfortante del mundo. En tu mano está valorar si una inversión de unos pocos euros más al día es buena idea a la hora de sentirte a gusto en tu campamento base.

  1. Ubicación céntrica

Esta ventaja la hemos puesto en segundo lugar porque no nos cabe duda de que cuando alguien planea visitar una gran ciudad lo que menos le apetece es perder tiempo en el transporte público para llegar al centro. Y es que en las ciudades es casi seguro que si disponemos de un presupuesto ajustado, los hoteles que cumplan con nuestros requisitos estén a muchos kilómetros de los atractivos turísticos.

En un hostal tendrás los monumentos principales a tiro de piedra o, como mínimo, muy bien comunicados para facilitar la movilidad de los huéspedes. Y recuerda, a la mitad de precio que un hotel.

3. Con los mismos servicios básicos que un hotel

El wifi no puede faltar (ni falta) en ningún hostal al que no se le haya olvidado que vivimos en el S.XXI. Las zonas comunes en las que tomar un refrigerio o leer un libro son también de lo más habituales.

Está claro que no todos los hostales son iguales —como tampoco lo son los hoteles— pero no es difícil encontrar hostales con piscina, barbacoa, servicio de alquiler de bicicletas, lavandería, desayunos completos o habitaciones privadas con baño propio.

  1. Importancia de las zonas comunes y la convivencia

Aunque encerrarse a dormir en una habitación común llena de literas no es para todo el mundo —y por eso existen hostales con habitaciones privadas como el Óperaramblas— sí que es común en quienes eligen alojarse en un hostal el querer relacionarse con otros viajeros.

Por este motivo, en todos los hostales encontrarás agradables zonas comunes en las que compartir las vivencias del día, comentar con otros huéspedes los lugares que más te han impresionado de la ciudad o simplemente tomar un café y hablar de vuestras experiencias viajeras.

Y este punto nos lleva al siguiente, con el que está muyrelacionado.

  1. Buen ambiente en los hostales

Como te adelantábamos en el punto anterior, la disposición de los espacios comunes favorece que se cree un ambiente muy familiar en la mayoría de los hostales.

Puede que estés pensando que en un hotel también encontrarás una cafetería o un lobby. Es cierto. Pero la tipología de huésped no es la misma; en los hoteles la gente suele ir más a su aire y no es tan proclive a interactuar con otros viajeros.

Sin embargo, socializar con el resto de huéspedes es típico de los hostales. No es raro que alguien regale uno de sus libros a la biblioteca común, o que deje una nota en la nevera invitando a los demás a servirse de su comida, o incluso que surjan amistades duraderas entre viajeros.

Un plus a nivel humano que no se paga con dinero.

  1. Es el alojamiento ideal para quienes viajan solos

Por todo lo anterior, pero especialmente por los dos puntos precedentes, un hostal es un lugar perfecto para todas aquellas personas que disfrutan viajando solas.

Y como viajar solo no significa que uno no quiera ningún contacto humano, los hostales brindan la oportunidad de conversar con alguien al final del día y de conocer a gente nueva. De hecho, uno de los motivos por los que algunas personas optan por viajar solas es ese.

Así que si eres una de ellas, recuerda que en un hostal te encontrarás como pez en el agua.

  1. Son negocios familiares de trato cercano

Si bien es cierto que existen numerosas cadenas de hostales en las que encontrarás un servicio estandarizado, también lo es que muchos son pequeños negocios familiares con personalidad propia.

En estos hostales disfrutarás del toque particular de sus propietarios y del trato esmerado de quien lleva años trabajando día a día por satisfacer a sus clientes. En estos hostales es fácil que acabes sintiéndote casi como en casa.

Hora de elegir tu hostal

Con esto damos por finalizado el post de hoy. Esperamos que te hayamos aclarado cuáles son las ventajas de alojarse en un hostal y no en un hotel, especialmente si vas a viajar a una gran ciudad como Barcelona.

Si tú ya eras un «hostalero» convencido o te hemos dado el empujoncito final con nuestros argumentos, no dudes en contactar con nosotros para reservar tu habitación en el Hostal Óperaramblas.

Estaremos encantados de recibirte y asegurarnos de tu descanso.

By | 2020-07-15T13:30:38+00:00 julio 15th, 2020|Sin categoría|